Claudia Marting

> Escuchá a Claudia Marting hablando de su arte haciendo click acá <

Pensarme desde la infancia es pensarme jugando a ser otras, delineándome en el papel, perdida en algún libro de guardas coloridas y olor a espesura. Una infancia entre el barro y las escondidas, después todo es sumar, una adolescencia marcada por botas y exilios, los miedos nocturnos y el comienzo de las luchas, noches de guitarras y murmullos.

La facultad, las sentadas, militar la memoria y la justicia, y seguir… sumando, siempre al amparo de amigas y amigos. El teatro, la plástica y de a poco la escritura fueron mis trabajos y mi recreos y el hogar se amplío hasta Buenos Aires en los ochenta, y toda su cultura sumergida durante la dictadura explotaba desde pequeños cuartos oscuros y se hizo festejo y rito. Diez años Buenos Aires de feminismo, de Catalinas sur, Trifulca de la Boca, murga… poesía, Alberto Muñoz, la magia, Sergio D’Angelo, la belleza de la imagen… y los hijos, el compañero y los hijos.

Buenos Aires fue un vendaval, aún me conmueve en cada recuerdo. Vuelta a Rosario y sus vueltas, entre parar la olla y los recreos el arte sostuvo la vida y me sigo dibujando, escribiendo en las calles, en los rincones, en las luchas, ya desde chica me dibujé y solo seguí creciendo.

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.