“No habrá más pena y olvido” de Osvaldo Soriano

La construcción literaria de un fresco sin anestesia que exhibe el país previo a la dictadura cívico-militar 1976-1983

Osvaldo Soriano se anima a poner el dedo en la llaga.

En un departamento porteño, durante el año en que se produce la muerte del líder político más importante que ha tenido la historia argentina -Juan Domingo Perón, 1974-, se dispone a narrar los hechos que su imaginación hacen surgir en Colonia Vela, una pequeña ciudad de la provincia de Buenos Aires, en las cercanías de Tandil.

Allí veremos como, de un día para otro, las tensiones y los enfrentamientos que se manifiestan al seno del movimiento peronista finalmente se salen de madre y estallan.

Bajo la burda invocación de la “infiltración marxista” en el movimiento, los sectores de la derecha peronista buscan relevar de su cargo al delegado municipal, vecino elegido por el pueblo para cumplir las tareas de intendente. Lo que parece a prima facie un golpe institucional a practicarse con el apoyo civil de las bandas parapoliciales que se empiezan a asomar en la política argentina de la época, termina degenerando en un encarnizado choque armado que en pocas horas cambia toda la fisonomía de la pequeña población.

Como un enorme animal que ha permanecido dormido, ocultado por el entorno, se levanta de repente un enfrentamiento sanguinario. La democracia reconquistada hace pocos meses, ese régimen político prácticamente desconocido para los argentinos desde 1955, no podrá evitar la aparición de la muerte.

Soriano deberá esperar seis años para publicar su libro, lo que conseguirá finalmente en España en el año 1980. En la puesta en escena que propone no se ahorrará el derramamiento de sangre entre personas que acostumbraban cruzarse a diario, saludarse, conversar en la mesa del café, caminar las escasas cuadras del pueblo. Inclusive muestra caseros métodos de tortura que esa derecha comienza a utilizar; métodos de sometimiento humano que un par de años después de la escritura de la novela verán su triste esplendor en manos de la más sangrienta dictadura cívico-militar que registra la historia argentina.

Quizás en el título elegido para el libro, tomado de la mítica letra del tango de Carlos Gardel, el eterno Osvaldo Soriano dejó sembrada una esperanza para imaginar un país distinto.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.