La coherencia de Sarmiento

Dice Jorge A. Ramos. la feroz frase de Sarmiento: “No trate de economizar sangre de gauchos”.

Inspirara la gestión presidencial de Mitre, resulta un verdadero sarcasmo, que el exterminador de paisanos, sea al mismo tiempo el fundador de la Sociedad Protectora de Animales.

Los primeros maestros de Domingo fueron su padre y su tío Jose Eufrasio Quiroga Sarmiento, que le enseñaron a leer en su casa a los cuatro años. Así que aunque hubiera querido no podía faltar a la escuela. Nos cuenta Felipe Pigna.

En 1823, al cumplir doce años, quiso estudiar en Buenos Aires y tramitó una beca, que no obtuvo y debió quedarse en San Juan.

Tal vez ese hecho fue el detonante del resentimiento que Sarmiento manifestó a lo largo de toda su vida. A pesar de haber escrito que las ideas no se matan, fomento la persecución y el exterminio de los gauchos, que sufrían en las provincias las consecuencias de una política que privilegiaba los intereses del puerto de Buenos Aires.

La motivación de Sarmiento, no era la defensa de sus ideales, sino la legitimación de sus resentimientos y la justificación de sus odios más profundos, que siempre fueron más tenaces que sus amores.

Odios estos, propios de un desclasado. Sarmiento no amo al pueblo, podríamos decir, que como mínimo, lo desprecio.

Odio a Rosas y a Facundo, estuvo alternativamente a favor y en contra de Urquiza, de Mitre y de Roca.

Curiosamente odiaba todo lo propio de estas tierras, hasta los sauces. Fue un hombre que no estuvo cómodo en ningún sector de la sociedad, alguien que no pertenecio a ningún lugar.

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.