Ana, docente jubilada

Yo nací en el 52, pertenezco a una generación que ha resistido dictaduras, hiperinflación, desabastecimiento, saqueos, represiones, neoliberalismo, y he visto cómo todo lo planeado se esfumaba. Y había que seguir…

¡Y ahora el virus!!! Me retrotrae a ese período doloroso de la última dictadura militar, donde los que nos quedamos tuvimos que hacer un exilio interno, no ver a l@s amig@s, cambiar de casas, cuidarnos, vivir con miedo, los ruidos nocturnos, corridas, tiros, allanamientos. Ahora todo es silencio.

Estamos alejados de los afectos más cercanos, y de l@s compañer@s. Quedaron cosas inconclusas, como la marcha del 24 de marzo, como tratar de conseguir la repatriación de Facundo Molares, y varias más.

Y cosas cotidianas, tan importantes para estar bien: llevar a mi nieto, Marco, al acuario. Salir de paseo con las nenas, ir a comer un asado con l@s amig@s, y rondar todos los jueves en la Plaza de las Madres, que ha quedado vacía por estos días.
Pero ellas siguen presentes en nuestras vidas. Muchos hemos ordenado nuestros armarios, y hemos encontrado fotos, volantes, tarjetas, recuerdos de tiempo atrás. Y nos ha llenado de melancolía.

Vernos jóvenes, con esa fortaleza de querer cambiar el mundo, ver fotos de los que ya no están, recordar actividades, viajes, momentos.

Y una parte de mi vida, que ya se fue, mi trabajo como maestra, volver a encontrar las caritas de mis alumn@s, sus cartas, sus dibujos, su cariño.

Morir se ha vuelto un rito solitario, donde no hay despedidas, ni duelos compartidos.
También me duele toda esa gente que está pasando necesidades, que quedó sin trabajo, que no tiene ni para comer. 

Estoy triste. Justo cuando teníamos expectativas de poder vivir mejor, con un gobierno que iba a tener políticas de Estado para ayudar a los más necesitados, pasa esto.

Me siento muy cercana a todos los movimientos sociales, a las organizaciones políticas, a todas las personas que siguen en la lucha tratando de dar una mano a la gente de los barrios.
Nunca menos, decía una canción. Y habrá que seguir…

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.