Al calor de la victoria

El sol quemaba la piel,  el asfalto ardía en la capital porteña, indicando que seria un día caluroso, entre banderas , bombos y cantos atravesaba la multitud, en el aire  se notaba algo diferente todos bailaban, tomaban, fumaban y se divertían como niños, nadie estaba fuera del jolgorio, pibxs, viejxs, jóvenes con cara de haber recuperado lo perdido.

Somos libres, ya no esta la reja que cercaba la Plaza de Mayo gritaban algunos!, todo es nuestro, hemos triunfado! Hay olor  a victoria!

En ese momento me di cuenta que ese era el motivo de felicidad, esto se llama democracia, gobernar con todos y para todos, sin cada uno de ellos  y ellas hubiera sido imposible recuperar la esperanza…

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.