Previsiones de los organismos internacionales para América Latina

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) redujo sus previsiones de crecimiento para la región latinoamericana y la situó en únicamente 0,5% para el corriente año. La región afronta un panorama económico cada vez más complicado y Argentina no es la excepción. También el FMI reconoció que sus previsiones para Argentina fueron muy optimistas y ahora muestra nuevos números.

En el Estudio Económico de América Latina y el Caribe 2019, dado a conocer recientemente por Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcena, se indica que se espera que la región sólo crezca en medio punto porcentual. En este contexto, la Argentina no escapa a las tendencias regionales y los problemas del área económica no sólo persisten, sino que en muchos casos empeoran.

Entre las causas de la predicción del organismo de Naciones Unidas, se señalan tanto factores externos como internos. Entre los primeros se destacan, por ejemplo, un menor precio de las materias primas, menor dinamismo económico en general, inestabilidad financiera y críticas al multilateralismo. Por otro lado, en cuanto a los segundos, se consideran la baja inversión, caída del gasto público y del consumo privado, entre muchos otros.

Para solucionar el complejo escenario, se hace una recomendación de políticas a adoptar de distinta índole, tanto fiscal (reducir evasión y flujos informales, gravar nuevos sectores y realinear gastos hacia sectores productivos), como monetaria ( crecimiento económico sin comprometer la estabilidad de las diferentes variables), y de inversión y productividad ( elevar la participación de los sectores intensivos en conocimientos en la estructura productiva, por medio de un papel más activo de la inversión pública y privada; reorientar las inversiones hacia los sectores de mayor dinamismo; y adoptar políticas de estímulo que tengan impactos en términos de innovación, aprendizaje y empleos de calidad).

Como se puede observar en las estadísticas, las situaciones varían de un país a otro. Sólo 3 países muestran un desempeño negativo, incluido el nuestro. Por otro lado, hay situaciones totalmente contrarias, que experimentan un importante crecimiento económico. Es importante destacar el caso del Estado Plurinacional de Bolivia, que desde hace varios años muestra un fuerte proceso de expansión económica de forma ininterrumpida.

Proyecciones de variación del PBI. En % América Latina y el Caribe.

No sólo la CEPAL, también el FMI

Pero, como si fuera poco, para la Argentina las malas noticias continúan. Además de las correcciones sobre proyecciones hechas por la CEPAL, el Fondo Monetario Internacional (recordemos que Argentina solicitó un crédito “stand by” a la institución) también reconoció que la realidad será distinta a lo que se esperaba hace algunos meses.

Principalmente, habla de una inflación cercana al 40 por ciento y de menor crecimiento económico. Además, estas tendencias van a continuar el año siguiente. Una de las principales causas que argumenta el organismo es la incertidumbre, que lleva a una mayor dolarización y a una demanda de dólares que principalmente se sacia mediante mayor volumen de deuda externa.

Las tendencias negativas de la economía, que supuestamente, según las autoridades, se iban a revertir con una mayor apertura económica (la cual iba a generar un flujo masivo de inversión extranjera directa), se profundizaron con el actual modelo económico. Los indicadores de inflación, empleo, consumo, entre otros, son prueba de ello.

Además, la carencia de dólares se está cubriendo mediante un nivel de endeudamiento significativo y peligroso.
Los intereses de deuda tienen cada vez mayor peso en el presupuesto nacional.

En este marco, es muy difícil que se genere un escenario de crecimiento económico sostenido que revierta el momento que se está viviendo. La fuga de capitales en el mes de junio fue récord, hay una contención artificial al dólar que se cubre con divisas provenientes del FMI (que no son infinitas) y no hay un horizonte de previsibilidad a la vista. Está claro que “abrir la economía” no solucionó los problemas que existían, sino que los empeoró y generó nuevos y peores.

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.