“La revolución de Mayo de 1810

y la puja por construir y derribar significados”

El lenguaje sólo puede ser concebido como una trama, una red que se extiende sobre el conjunto de las cosas, sobre la totalidad de lo real. Inscribe en el plano de lo real ese otro plano que aquí llamaremos el plano simbólico”
Jacques Lacan (Seminario 1, 1981.)

 

Hace unos años, con motivo del festejo del Bicentenario de la Revolución de  Mayo de 1810, analizábamos  la enseñanza  de la Revolución de Mayo en relación a la problemática de la transmisión y de la recontextualización de los contenidos reflejados en el currículo y en las prácticas escolares.

Nuestro análisis partía de los conceptos de código, discurso pedagógico y contexto recontextualizador tomados de Basil Bernstein (Bernstein, B., 1994, 1998) Para este autor, el proceso de recontextualización de conocimientos desde el espacio de producción académica hacia el espacio del discurso pedagógico, está regulado por el código que determinando lo legítimo de lo ilegítimo, las jerarquías y todo aquello que se “debe transmitir”: contenidos,  representaciones y significados válidos. En ese proceso intervienen la escuela, el discurso pedagógico, el Estado,  los centros de investigación, las editoriales,  los medios y los lectores, construyendo significados diversos. Estos sujetos y sus significados  entran en disputa por el control del potencial de significado. El dispositivo pedagógico regula el universo ideal de significados restringiendo  unos o reforzando otros.

Ahora bien, los significados construidos acerca de la Revolución de Mayo de 1810 en el Río de La Plata podrían rastrearse a través de la historiografía sobre el tema y sus distintas escuelas, enfoques teóricos e historiográficos y a través de los diferentes  sujetos relocalizadores (políticas estatales educativas, editoriales, especialistas en enseñanza de la Historia, divulgadores en general, maestros) para comprender  cuáles anclaron con más fuerza en el discurso pedagógico que encontramos en las escuelas, en los actos públicos y en los libros de texto.

Entre  el acontecimiento  Revolución de Mayo de 1810 en el Río de La Plata y los diferentes significados que construyen los sujetos sociales no hay una relación directa ni objetiva sino que existen interpretaciones culturales en forma de relatos o narraciones. Lo real hace hablar a lo simbólico pero no existe relación directa y de reflejo entre ambos.

Puede haber muchos y divergentes significados, pero también  los  “vacíos”, lo “aún no pensado”, como  potencial de alternativas pensables y es allí donde además se da la disputa por el control.

En este sentido, las conmemoraciones de fechas consideradas claves en la historia argentina: las “efemérides” se relacionan con el discurso pedagógico que determina y transmite a través de generaciones el significado  dominante o hegemónico de acuerdo  a los sectores de poder.

Tenemos  una variedad de sujetos que enuncian ese mismo hecho pero con diferentes interpretaciones  y significados, por eso, en el plano simbólico existe entre esos diferentes sectores o voces una puja por la apropiación y el control de los significados  de ese acontecimiento  histórico.

La puja también es en torno a lo aún no interpretado, para ocupar ese vacío potencial y no permitir otras construcciones simbólicas que puedan contradecir la ya construida y dominante. (Bernstein, 1998)

 

Algunos discursos sobre  la Revolución de mayo

Al  discurso pedagógico también podemos encontrarlo dentro de un  discurso político. Cuando escuchamos a un presidente o presidenta dando un discurso  en los actos públicos conmemorativos como los del 25 de Mayo, ese discurso también tiene la función de discurso pedagógico porque no sólo transmite una construcción de significado de un sector en torno a ese hecho, sino que también  enseña que esto es “de esta manera” y “debe ser de esta manera”. Hay  una intencionalidad pedagógica en el discurso político, fundamentalmente en lo que respecta a los actos públicos conmemorativos de acontecimientos históricos por la importancia simbólica que adquiere la relación pasado-presente. Aún negando el pasado, esa relación existe.

Ariel  Martello nos dice: “El discurso es una  red de amos que ordena, produce un orden que nos posibilita leer y constituirnos como sujetos, pero ese orden no está disociado de una orden a la que esconde e indica, lo que de ideal y mandato conlleva el discurso, cómo tendrían o cómo deberían ser las cosas…Es la dimensión ideológica inherente a todo discurso”(Martello, A., 2017:37)

El hecho histórico real se convierte en acontecimiento a través de un discurso .Es el discurso el que lee, interpreta, justifica  y construye los significados  dentro de una red que articula lo simbólico ,lo real y lo ideológico.

El discurso político como el pedagógico tiene una intencionalidad “…lucha por y para algo…el discurso nos quiere llevar hacia algún lugar, arrastrar hacia  una determinada dirección, de allí que en el discurso  podemos encontrar qué lee y promueve acerca de ciertos acontecimientos, sus argumentos y justificaciones.

Discursos presidenciales en los actos de 25 mayo

Desde estos enfoques nos propusimos el ejercicio de analizar  y repensar las construcciones de significados alrededor de la Revolución de Mayo y esa  puja por el control de los mismos en discursos realizados durante los actos conmemorativos del 25 de Mayo de dos presidentes argentinos : Cristina Fernández de Kirchner y Mauricio Macri.. (Discursos de la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, Misiones, 25 de mayo 2009, Discurso  por el Bicentenario al inaugurar la galería de los patriotas latinoamericanos, Casa de Gobierno, Bs As, 2010, Discurso en el cumpleaños 202 de la Patria, Bariloche, 2012. Discursos dl Presidente Mauricio Macri en el Acto por el Bicentenario de la Independencia en Tucumán, 9 de julio del 2016, Palabras del presidente Macri durante el locro compartido por el 25 de mayo, en el Museo de la Casa Rosada, 25 de mayo 2017.Discurso del 25 de mayo en la Residencia de Olivos, 2018) Ambos representan figuras paradigmáticas de dos  ideologías opuestas.

En principio, observamos una gestualidad y escenarios diferentes entre ambos mandatarios. Cristina Fernández  habla en medio de actos masivos, públicos y abiertos a la libre participación, generalmente en plazas, teatros o en la Casa Rosada. Mauricio Macri lo hace en escenarios acotados, seleccionando a los participantes (algunos vecinos o colaboradores de gobierno) y restringiendo la participación. Lo hace en medio de la práctica de comer  locro en la residencia de Olivos junto con un selecto grupo. En el 2016 (primer acto de su mandato) a último momento cambia la realización del acto, que iba a ser en la Plaza Colón junto al monumento de Juana Azurduy, por cuestiones de seguridad a la Residencia de Olivos.

Sujetos interpelados…

Cristina interpela como destinatarios a autoridades políticas, nacionales e internacionales, “Compañeros mandatarios”, gobernadores, legisladores, académicos, intelectuales, Madres, Abuelas, Organizaciones de Derechos Humanos, trabajadores, empresarios y comunidades de inmigrantes.

Mauricio Macri se dirige a  los chicos, los grandes, nuestros abuelos, todos y nadie en particular (por ejemplo en el acto en Tucumán el 9 de julio)

Identificación de un nosotros…como Patria

Cristina -tanto en los discursos de 2009 en Misiones como en el del Bicentenario en 2010 en Buenos Aires- utiliza casi mayoritariamente el concepto de “Patria Grande”, seguido del de  América del Sur, América, Latinoamérica, pueblo y Nación Argentina.

Macri  refiere a país, estado, Argentina, amor y familia.

Sujetos históricos referenciados…

Cristina trae al presente a: Juana Azurduy, el Sargento Cabral, San Martín, Falucho, Monteagudo, Moreno, Castelli, Saavedra, French, Beruti, Bolívar, O´’Higgins, Artigas, José Martí, todos patriotas latinoamericanos.

Macri  menciona al  rey de España, conjunto de ciudadanos, “corajudos”.

Conocimiento y valoración de la Historia…

Cristina  desarrolla  un discurso que  permite entramar pasado y presente, retomando el contenido del pasado para resignificar el presente.  Lo hace con fluidez, demostrando conocimiento y lecturas históricas. Dice en una parte:” Es bueno conocer la Historia para saber que hay múltiples formas de dar batallas y ellos tenían que dar esa batalla contra aquel colonialismo y siempre hay que dar batallas, la vida es una asociación de pequeñas batallas”. “Creemos en la Historia, creemos en la memoria, tenemos nuestra identidad, tenemos pasión por la verdad, por la memoria, por la justicia, pasión por la patria…” (25 de mayo de 2010)

“ … la mayor parte de los ejércitos liberadores de la república Argentina se constituyeron con  negros, mestizos, mulatos e indios que eran los que iban al frente en las batallas…los más pobres  los que menos tenían eran los que iban al frente, hasta en Malvinas también pasó eso, porque hacían el servicio militar los que no tenían un padre rico que le comprara una dispensa para no hacer el servicio militar. Contemos la verdadera historia de una vez por todas en la República Argentina” (25 de mayo de 2009)

Mauricio Macri habla desde una versión de historia que parece en cierto modo infantilizada, llena de adjetivos (superhombres, angustiados, corajudos). Pareciera la estructura de un cuento infantil:

“…en esta Casa Histórica de Tucumán acá es donde comenzó la historia: acá un conjunto de ciudadanos se animaron a soñar” (9 de Julio de 2016).

El acontecimiento de la Revolución de 1810 pasa inadvertido aquí y en todos sus discursos conmemorativos del 25 de mayo. Habla de los sujetos históricos como  conjunto de ciudadanos, sin dar nombres: son sujetos anónimos. Ellos, con mucha angustia tuvieron que decidir independizarse de España y asumir que ya no tendrían a papá rey para resolver sus problemas, que ya no le podían echar la culpa a nadie de lo que les pasa porque ahora son libres pero responsables, y dueños de sus destinos.

No los nombra y refiere a sujetos como individuos y no como un colectivo y sus enseñanzas apuntan a destacar la meritocracia, el valor del esfuerzo individual para ser protagonista de un futuro.

“Este conjunto de ciudadanos, si uno ve los libros de Historia, te parecen superhombres, no lo eran, no existen los superhombres. Seguro que tuvieron  dudas, tuvieron miedos, estas angustias que hablé al principio. Pero el coraje, la convicción fue más fuerte y la decisión de cada uno de ellos de ser protagonista de su futuro” (9 de julio de 2016)

Este discurso fue dirigido  a un público más amplio  que de costumbre, de adultos, de jóvenes, de autoridades, sin embargo  parece construido para un público de niños en edad escolar.

En general, a medida que pasan los años, notamos que desde aquel discurso de Tucumán de 2016, se fueron reduciendo cada vez más las referencias históricas y la extensión de los mismos, en el 2018 el discurso en la Quinta Residencial de Olivos  sólo se trata de dos ´párrafos agradeciendo el acompañamiento, la felicidad de estar juntos y para terminar con un ¡Viva La Patria! vacío.

 

¿Una puja por el control de los significados?

En los discursos de Cristina Fernández de Kirchner los significados sobre la Revolución de Mayo de 1810 plantean ciertos ejes: americanismo, inclusión y  anticolonialismo.

Fue un acontecimiento americanista que implicó batallas, luchas y defensa de convicciones anticolonialistas que nos hermana con los compatriotas de la Patria Grande en un proyecto común y colectivo de libertad y autodeterminación de los pueblos. Donde los sujetos tienen nombre y apellido, no por ser héroes o próceres (término que no  utiliza, de hecho la Galería inaugurada en la Casa de Gobierno durante el bicentenario se llama  “Galería de los patriotas latinoamericanos”) sino hombres y mujeres que tuvieron que hacer cosas extraordinarias en momentos decisivos de la Historia.

Incluye a otros sujetos olvidados: mulatos, negros, mestizos, indios y  mujeres. Esa mirada  inclusiva del pasado, desde la Patria Grande, habla en especial del presente y la necesidad de defenderla nuevamente desde todos los sectores y sujetos colectivos a los que interpela: gobernantes, legisladores, trabajadores, empresarios, científicos, mujeres, Madres, Abuelas, Organizaciones sociales. Defenderla frente a los intereses de los poderosos que siguen actuando como colonialistas. Los patriotas de mayo de 1810 construyeron un proyecto estratégico que los guió, superando diferencias. Es esa la enseñanza  que quiere reforzar .Su valoración de la Historia para desentrañar el presente y proyectar un futuro está presente absolutamente en sus discursos.

En los discursos de Cristina Fernández de Kirchner  encontramos una construcción de significado acerca de la Revolución de 1810 desde la palabra, desde lo dicho.  La palabra implica el compromiso del sujeto en el discurso.

En los discursos de Mauricio Macri  sobre la revolución de 1810 los conceptos claves que podemos delinear son los de palabra vacía (en el sentido Lacaniano de palabra vacía-palabra plena), banalización y descalificación de la Historia para comprender el presente, infantilismo, individualismo, meritocracia y nostalgia por el colonialismo.

El Psicoanálisis nos ayuda a entender que  aún cuando la palabra no expresa nada, sigue comunicando algo, y responde a una intencionalidad. El vacío no es silencio, también habla y merece ser interpretado.

Los discursos son  muy breves, dirigidos a un público selecto y selectivo, no en el sentido de elite, sino fundamentalmente en el de público  “amigable” no cuestionador: vecinos de Olivos, niños,  colaboradores de su gobierno. Las referencias históricas están ausentes, sólo menciona una historia adjetivada. Los sujetos son anónimos pero individuales, el ciudadano está por sobre el patriota, el hombre por sobre las mujeres, y el coraje y la angustia por sobre los proyectos y las ideas. El localismo está muy marcado ya que  sólo menciona a Argentina fuera de todo contexto americano.

Después de muy pocas líneas en relación al pasado, la mayor parte -de lo ya escueto de sus palabras- refiere al futuro y al presente. A la necesidad del esfuerzo de todos, de la austeridad, de reforzar la idea de “camino correcto”, y de mencionar logros de su gobierno. También le dedica tiempo a la idea de transmitir la imagen positiva que tiene el país en el exterior.

Utiliza términos como felicidad, amor, familia y Dios que -aunque  parecieran no tener vinculación con un discurso político y menos aún con el acontecimiento del 25 de Mayo- poseen un contenido simbólico muy potente y abarcativo. La inserción de palabras que aluden a representaciones como la religión o la institución familiar quita la mirada del acontecimiento histórico con su impacto en la historia para ser rememorado a través de una pátina austera, universal  y casi fantasmal, disparando sentidos por los que muchos grupos sociales pueden sentirse interpelados y también manipulados.

 

Bibliografía

    Lacan, Seminario 1, Ed. Paidós, Buenos Aires, 1981.

Echeverría, Ma A., “Enseñar la Revolución de Mayo desde el código disciplinar escolar” en Revista Conexión, Investigaciones y Propuestas Educativas N° 8, 2010, IES N° 28 Olga Cossettini.

Bernstein, B. La estructura del Discurso Pedagógico, Clases Códigos y Control (Vol. IV), Ed. Morata, Madrid, 1994.

Pedagogía, Control simbólico e identidad, Ed Morata y Paideia, Madrid/La Coruña, 1998.

Martello, Ariel, LAS POLÍTICAS DEL DISCURSO y los principios de su poder, Ed. Laborde, Rosario, 2017,

Rabinovich, Diana S: Lectura de «Función y campo de la palabra y del lenguaje en psicoanálisis»

MONTEALEGRE, R, LA COMPRENSION DE TEXTO: SENTIDO y SIGNIFICADO, Revista Latinoamericana de Psicología 2004, volumen 36, N° 2, 243-255 http://psicologoalfredoterrazas.blogspot.com/2013/06/palabra-vacia-palabra-plena.html

Documentos:

Discursos de la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, 25 de mayo 2009, Misiones. https://www.cfkargentina.com/cristina-en-el-acto-del-25-de-mayo-de-2009/25 de Mayo de 2010 por el Bicentenario al inaugurar la galería de los patriotas latinoamericanos, Casa de Gobierno, Bs As, 2010, https://www.perfil.com/noticias/politica/el-discurso-completo-de-cristina-kirchner-por-el-bicentenario-20100, Discurso en el cumpleaños 202 de la Patria, Bariloche, 2012, https://www.youtube.com/watch?v=NIaSYjlt5vw

Discursos del Presidente Mauricio Macri en el Acto por el Bicentenario de la Independencia en Tucumán, 9 de julio del 2016, Palabras del presidente Macri durante el locro compartido por el 25 de mayo, en el Museo de la Casa Rosada, 25 de mayo 2017, Palabras del Presidente en el locro compartido con vecinos de la quinta Residencial de Olivos, 25 de mayo, 2018.www.casarosada.gob.ar.

Documentos:

Discursos de la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, 25 de mayo 2009, Misiones. https://www.cfkargentina.com/cristina-en-el-acto-del-25-de-mayo-de-2009/por el Bicentenario al inaugurar la galería de los patriotas latinoamericanos, Casa de Gobierno, Bs As, 2010, Discurso en el cumpleaños 202 de la Patria, Bariloche, 2012.

Discursos del Presidente Mauricio Macri en el Acto por el Bicentenario de la Independencia en Tucumán, 9 de julio del 2016, Palabras del presidente Macri durante el locro compartido por el 25 de mayo, en el Museo de la Casa Rosada, 25 de mayo 2017, Palabras del Presidente en el locro compartido con vecinos de la quinta Residencial de Olivos, 25 de mayo de 2018.

Profesora de Historia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.